Siempre el mismo cielo

Posted on Actualizado enn

franck gaulier   
    ¿Dónde está tu instante, olvido, que me acosas?
    Eras un cristal, un espejismo, una parte de mar, ¿o fuiste arena?
    Una lágrima de lluvia cae sobre mi mesa.
    Gaviota, golondrina, tu juegas en su paisaje.
    ¿Dónde te detuviste? ¿Qué reflejo secreto te encadenó al marcharte?
    Las paredes me lloran su destino gris perla, de cerrojos y goznes, de pasillos húmedos y de silencios.
    Observé tu mundo, trepado, aferrado a la frialdad de los hierros de una vetusta ventana. Se me antojó sin vida, así como sonríen los payasos de circos que pasan. Todo era ajeno a mí. El sabor y la esencia, el vacío gigante y el largo eco que cortaba el aliento. ¿Era temor o miedo? No lo sé. Todo desconocido.
    Me lo enseñó la cárcel. Hablar con las estrellas, preguntarle a mi espejo, a mi tiempo sin tiempo, llenarlo de esperas ausentes, con amaneceres llorosos de rocío y atardeceres ciegos mirando el arco iris.
    Escribo, leo, pienso, para sentirme libre.
Manuel
Anuncios

Un comentario sobre “Siempre el mismo cielo

    Fernando Gustavo Russo escribió:
    12 junio, 2015 en 17:28

    Muy bueno,Manuel. Un abrazo

Si te gustó, dejanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s